texto curatorial – Pía Landro


La escultura y su campo expandido hoy. Una puesta al día.

¿Qué es la escultura hoy? Es una pregunta difícil de responder. Si uno busca en el diccionario de la real academia:

1. f. Arte de modelar, tallar o esculpir en barro, piedra, madera, etc., figuras de bulto.
2. f. Obra hecha por el escultor.
3. f. Fundición o vaciado que se forma en los moldes de las esculturas hechas a mano.

…estas respuestas ya no alcanzan, al menos para mi, hoy.

¿Cuándo empezaron a no alcanzar/me? En la historia del arte podría decir que no para las obras, pero si para algunos estudiosos, por principios de 1900 pero no sé con exactitud y, en mi vida creo que nunca me alcanzaron. Sólo creí que me alcanzaban cuando comencé a estudiar el término. Lo que quiero decir es que el campo expandido de la escultura quizás es más fácil de entender que el concepto de escultura. Todos somos personas en tres dimensiones que habitamos y experimentamos hoy un mundo con, al menos, tres dimensiones en cuyo espacio se suceden muchas acciones. Para mi, esculturas en su campo expandido hoy, son parte del grupo de las acciones en el espacio con una intención artística. Por tanto para poder comprender los planteos del campo expandido de la escultura creo que basta con recordar qué hacemos, por dónde nos movemos y cómo hablamos. Hay muchos conceptos en nuestra vida que nos acompañan limitadamente porque así los concebimos hasta que podemos darnos permiso a hacernos preguntas sobre ese concepto y repensarlo y se tornan diferentes o “nos abren la cabeza”.

La selección de obras y artistas representa un grupo de obras que a mi invitaron a hacerme más preguntas sobre el espacio para nada pretende ser un recorte que muestre un hito o un cambio en la historia del arte. Aquí las comparto:

Las primeras obras que recuerdo son los planteos de objeto y espacio de Alvar Aalto.  La sensación de libertad y abrigo me acompañó desde muy chica.

Gego fue la primera en invitarme a pensar si lo que veía eran esculturas o construcciones que generaban dibujos. La escultura estaba presente por ausencia entonces?

Gego fue la primera pero no la única (Julia Corsaro)

Mira Schendell me invitó a pensar los límites de la pintura  y la escultura- En el mismo camino apareció Sandro Pereyra.

También captaron mi feliz atención las instalaciones de Felix González Torres y todo un grupo de destados.

Y fue Olafur Eliason quien me invitó a un espacio que casi no existía.

Pía Landro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s