bitácora – Diego Stickar


Cuando salí de la muestra sentí la necesidad de escribir esto en algún lugar tranquilo, silencioso, caminé cuatro cuadras y apareció la iglesia, en éste momento se escuchan las voces de un cura y un chico que está hablando con él.

Hormigón se llama la muestra de Emilio Reato, se encuentra en Masottatorres, en San Telmo. Obras pintadas la mayoría con colores pasteles, eso me molestó mucho, hasta hoy no me había dado cuenta, pero los colores pasteles me provocan sentimientos encontrados, como que es un término medio, me remite a una infancia que le falta algo.

De hecho, lo que se podía ver en esos cuadros eran situaciones de juego con personajes adultos. Me remontó a mis 10 años, sí, con mis 10 años estaba en la iglesia como hoy, con una actitud de respeto hacia algo que no creo.

Hormigón me suena a duro, a suciedad seca, como barro, oscuro, texturado. No vi nada de eso reflejado en las obras. Me simpatizaron los nombres, había una que se llamaba “Muchachos, conseguimos el subsidio”

Veía todo el tiempo guiños en los nombres pero que mucho no me llegaron a afectar. Sí me pareció interesante el tamaño de las obras y que en la galería estén solamente los cuadros de Emilio.

Diego Stickar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s