bitácora – Paola Grinberg


Qué pasa cuando ves mucho al mismo tiempo? … Escribo sobre la muestra? No, por qué? Es que para ver arte no sólo hay que visitar un museo o galería.

El fin de semana estuve de visita en la ciudad de Rosario. Cada paso que daba estaba frente a una muestra de arte: en las calles con su maravillosa arquitectura: el Palacio Minetti, el Jockey Club, la Bolsa de Comercio, Tienda “La Favorita” (actual Falabella), el Centro Cultural Parque de España y el Monumento a la Bandera por nombrar solo algunos. Ahh, olvidé mencionar también a la escultura porque la mayoría de estos edificios poseen en su fachada o en su interior trabajos dignos de admiración !!

Sigo andando y sorprendiéndome …. porque en las calles rosarinas entre el art deco y el eclecticismo pasé en cuestión de segundos a algo completamente contrapuesto, que pasa desapercibido, diría es algo oculto  …. en sus paredes también se ve arte …. en las paredes, en los postes de luz, en las persianas de los negocios, al borde del río ….. una variada e interminable muestra de graffities y stenciles llenos de mensajes, parte del maravilloso mundo del street art, manifestación controvertida, ya que se discute si es o no arte, y que pasa cuando se decide llevarlo a la galería, la intervención de fachadas de edificios públicos y privados, y otras cuestiones que aquí y ahora no vienen al caso.

Los stenciles de variado colorido y pequeño formato no sólo se ocupan de las campañas de los políticos de turno (este año hay elección de gobernador) sino que sus mensajes tratan derechos humanos, ayuda y justicia social, el campo (ganado y soja), violencia de género, reproducen imágenes de artistas y también difunden música y otras manifestaciones del arte callejero como el skate.

Dando una vuelta de página y un gran salto: De ahí al Museo de Arte Contemporaneo de Rosario, ex silos Davis, que con su fachada multicolor sorprende al visitante y también al paseante. Con solo entrar uno se encuentra con la primera obra: el ascensor vidriado transparente, que permite ver una linda vista del Río Paraná. Esta vuelta se encontraban habilitados algunos de sus nueve pisos (son salas de pequeño formato): lo más llamativo la muestra “Sabotaje en el Macro”, todos artistas argentinos contemporáneos: Eugenia Calvo, Luciana Lamothe, Nicanor Aráoz, Tomás Espina, Irina Kirchuk y Jorge Tirner, con la curaduría de Jimena Ferreiro Pella, con instalaciones, videos en donde no quedó espacio del museo sin abarcar: por ejemplo la intervención en un descanso de escalera con “Horca” (2010), instalación de Luciana Lamothe, algo que impacta e intimida a la vez y que además te hace sentir protagonista de una novela negra. Escenas de una trama de suspenso se despliegan por los pisos del museo.

Después de compartir y contar esto es por eso que digo: el arte se siente en el río, en la calle, en las paredes, bahhh en todos lados.

Paola Grinberg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s