texto curatorial – Paola Grinberg


LA ESCULTURA Y SU CAMPO EXPANDIDO HOY: “Louise Nevelson: La expansion de una leyenda”

El Museo Nacional de Bellas Artes presenta por primera vez en América Latina, un reconocimiento y difusión a su trabajo. La exhibición se focalizará principalmente en el desarrollo de su obra escultórica a lo largo de su carrera y como su historia de vida fue una fuerza que impulsó su propio trabajo, examinando además el rol del color monocromático en las esculturas pintadas en madera, el contexto histórico-artístico de su trabajo, sus aclamados encargos de arte público a gran escala y particularmente sus orígenes como ucraniana e inmigrante judía.

Louise Nevelson: la expansión de una leyenda reúne alrededor de 70 piezas, donde los visitantes podrán ver obras de colecciones privadas como así también de los museos más importantes de los Estados Unidos y Europa.

Louise Nevelson (1899-1988) fue una destacada figura del arte americano de la posguerra, conocida por sus piezas abstractas realizadas con cajas de madera. Nacida en Kíev, Ucrania, estudió en el Art Students League de Nueva York y con el pintor alemán Hans Hofmann en Munich. Sus diversos trabajos de las décadas de 1930 y 1940 muestran influencias que van desde las dinámicas formas contorsionadas propias del futurismo, a las frías y simplificadas formas de la escultura de Constantin Brancusi. Sus viajes a México y América Latina le inspiraron una serie de obras en terracota. En los años 50 empezó a trabajar en madera y obtuvo su primer gran éxito con Black Majesty en 1955. A finales de la misma década, comenzó a producir sus grandes frisos de cajas o anaqueles de madera que contienen en su interior variedad de objetos también de madera imitando ruedas, sillas, grifos y otros. Estas obras, a veces pintadas en negro o dorado, tienen títulos tan evocadores como Catedral celeste y Oscuridad total. Al final de su carrera experimentó con otros materiales, tales como el metal, el plexiglás, el plástico y el esmalte.

Louise Nevelson: la expansión de una leyenda es organizada en conjunto con el Museo Judío de Nueva York. Luego de su paso por Buenos Aires, viajará al Museo de Nacional de Bellas Artes con sede en la Provincia de Neuquén y al Museo de Bellas Artes Juan B. Castagnino en la ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fé.

Es un gran desafío de mostrar y difundir su obra. El Museo Nacional de Bellas Artes cumple una vez más con su programa anual de exposiciones, presentando una exhibición histórica, que invita a sorprenderse con una obra única.

Paola Grinberg /Curadora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s